Cuando menos, hay que reconocer el carácter deliciosamente kitsch y moderadamente original del Parque Europa en Torrejón de Ardoz. No hay otro lugar del mundo en que puedas abrir un paquete de pipas frente a la Fontana di Trevi y terminártelo a los pies de la Puerta de Brandenburgo. Chúpate ésa, Berlín.
Back to Top