Si hay algo que me fascina del iPhone 11 es su capacidad para hacer fotografías nocturnas a mano alzada. Por ello me propuse pasar un fin de semana en Amsterdam, ciudad que ya he visitado en varias ocasiones, para tomar fotos tras la puesta de sol. Después de planear el viaje descubrí que se estaba celebrando el Festival de la Luz, en el que artistas exponen obras en las que la luz cumple un papel fundamental. Estas son las fotos con las que regresé a casa.
Back to Top